El teatro, un magnífico modelo integrador de aprendizaje personal

EL TEATRO, UN MAGNÍFICO MODELO INTEGRADOR DE APRENDIZAJE PERSONAL

El entretenimiento me puede, me transforma, no soy el mismo.

Cuando salgo del aula, unos días más y otros menos, tardo un rato en volver a la vida cotidiana. Y cuando vuelvo al aula, en la siguiente sesión, vuelve a mí la expectación de no saber qué pasará de nuevo, pero eso no me hace echarme para atrás, aunque a veces me pueda impresionar un poco, pero no, no quiero irme. Y no solo porqué he pagado mi cuota mensual, sino porqué quiero ponerme a prueba, volver a entretenerme una vez más con nada en las manos. Porqué de golpe, alguien propone y me encuentro en medio de un espacio lleno de cosas que no existen, pero que yo veo y que los demás también ven, y con las que interactuamos con nuestras acciones y que, (y ésto ha sido todo un descubrimiento), nos permiten comunicarnos.

Alumnas de la Formació Professional. Can Felipa 2013

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y sí, uff, tenía razón aquél que decía que salir delante de todo el mundo es muy fuerte, exponiéndonos a las miradas de los que aún no sé quiénes son… Pero los que hemos venido, queremos hacerlo, sí, así lo veo, en algún momento. Cada vez un poco más. Porqué no sé como lo hacen nuestros profesores que, sobre este tema, dejo -dejamos- de pensar en poco tiempo con preocupación. Y allí estamos todas y todos, que a penas conozco y me conocen, abriendo y cerrando espacios de ficción, encontrándote con miradas cómplices y haciendo un montón de cosas que nunca se me habían ocurrido hacer.

Y que nadie tenga la tentación de pedirnos ser nosotros mismos. Pero si lo que más queremos ser es otras personas, movernos por otros tiempos y espacios que no son cotidianos. Intentar hacer realidad el dicho que dice: “si no mueves el dedo, no vendrá detrás tuyo”.

Alumnos de la formación personal para niños, niñas y jóvenes. Muestra de final de curso, Ateneu Popular 9 Barris 2016

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ah, y también decir, ahora que soy un poco mayor y hace unos cuantos años que hago teatro, que esto que los expertos en neurología van descubriendo sobre el cerebro humano, observando que la emoción y los sentimientos parecen ejercer un papel fundamental en los procesos cognitivos que activan el cerebro, hace tiempo digo que, en nuestro ramo, ya lo sabemos. Porqué trabajamos con el imaginario, esa facultad que permite integrar los procesos cognitivos e intelectivos y los procesos afectivos e impulsivos, y con el espacio y el tiempo, que es movimiento, para dar nuevas respuestas.

Bien, si lo han descubierto, más valdría que los pedagogos se pusieran manos a la obra y diesen un giro copernicano al paradigma educativo que hasta ahora han ejercido.

Y estos científicos también dicen que han observado que los sujetos experimentales sometidos a estímulos de aprendizaje delante de situaciones complejas son capaces de establecer conexiones más rápidas y duraderas si al sujeto lo situamos delante de objetos o modelos que ilustren o aclaren tales fenómenos.

Pues que vengan a hacer teatro, tendrán una magnífica oportunidad de encontrar un juego integrador, abierto y reglado, un magnífico campo de posibilidades para ejercitar libremente y acompañada procesos de aprendizaje muy importante para la persona que lo practica.

Que tengáis un buen y provechoso curso 2017-2018!!

El Timbal, 48 años.