La expresión dramática y las capacidades de comunicación de los niños y niñas

En El timbal, Centro de Formación y Creación Escénica, en nuestra área para Niños y Niñas entre 8 y 12 años organizamos anualmente un amplio programa de actividades formativas en expresión dramática y juego dramático, agrupadas por franjas de edad. Apostamos por un aprendizaje vivencial donde, mediante los juegos teatrales, los niños experimentan e investigan con todo lo que les inquieta, los motiva y los despierta la curiosidad adquiriendo así experiencias que los acompañan en su desarrollo personal. Trabajamos con una metodología lúdica y respetuosa con las necesidades propias del alumnado en dos modalidades: teatro y teatro musical.

A continuación compartimos reflexión sobre los valores y potencialidades implícitas en formar a nuestros niños y niñas en la expresión y creatividad mediante el teatro.

La expresión dramática y las capacidades de comunicación de los niños y niñas

LA EXPRESIÓN DRAMÁTICA Y LAS CAPACIDADES DE COMUNICACIÓN DE LOS NIÑOS Y NIÑAS

Con esta formación se pretende inculcar los valores que imprime una formación artística personal, así como potenciar las sensibilidades artísticas y las capacidades de expresión y comunicación de niños y niñas de edades comprendidas entre los 8 y los 12 años, independientemente de que haya o no una voluntad de llevar a cabo estudios profesionales en un futuro.

Las actividades están diseñadas para que a través del juego dramático y la conciencia corporal, el alumnado desarrolle valores personales que hacen referencia a las relaciones sociales, la comunicación con los demás y la expansión de un imaginario propio.

La expresión dramática, el teatro, es una de las formas más completas para potenciar el desarrollo completo del individuo, ya que se sustenta en el movimiento, la palabra, la creatividad y la espontaneidad. Mediante juegos individuales y de grupo, nos aproximaremos a los lenguajes escénicos, juegos que conducen al alumnado a considerar la propia expresión como parte fundamental de su libertad personal en frente del mundo, formando parte de una aventura común dentro de un grupo, sintiéndose igual, importante y necesario.

EL NIÑO PROTAGONISTA DE SU APRENDIZAJE

La expresión dramática y las capacidades de comunicación de los niños y niñasLa propuesta metodológica que usamos está próxima a la educación viva y activa que está introduciéndose con fuerza en muchas escuelas de primaria. La idea es que el niño sea el protagonista de su aprendizaje y la experiencia teatral que viva en el aula pueda estar ligada a su vida familiar, social y escolar. El teatro puede formar parte de su vida y su vida puede formar parte del juego teatral permitiéndole éste, expresar, experimentar e investigar con todo lo que le inquieta, le motiva y despierta la curiosidad.

Los alumnos proponen noticias o aportan objetos en clase que serán el punto de partida del trabajo, el imput primero para empezar a trabajar. Los objetivos teatrales se incorporarán a través de los juegos que se propongan y surjan pero siempre daremos espacio a los niños para que sean ellos quienes propongan y aporten ideas. El maestro es quien acompaña en este aprendizaje. No es el maestro que enseña sino el alumno quien aprende bajo la mirada atenta del profesor.

Hacer protagonista del niño de su aprendizaje le da autonomía, responsabilidad, implicación y seguridad, dándole un espacio de libertad donde cualquier propuesta será bienvenida y donde las inquietudes y demandas de los niños serán recogidas para trabajar con ellas. Al mismo tiempo despierta la creatividad y aporta una mirada amplia de la realidad que nos rodea donde a veces un problema o angustia, a partir de un juego teatral, se puede transformar en un nuevo reto o en algo más positivo.